Ajo, un Toque de Sabor                                                  

 

Allium sativum o mejor conocido como ajo, es un alimento popular empleado para preparar innumerables recetas en las cocinas de la mayoría de los países del mundo.

 

Históricamente se conoce esta planta no solo por el buen sabor que puede aportar a las comidas, sino también por sus bondades medicinales que civilizaciones como la romana, griega, china y la egipcia valoraron a la hora de tratar algunas enfermedades digestivas, o relacionadas con la hipertensión, claro está en dosis controladas ya que el exceso podía generar un descenso extremo de la presión arterial.

 

Científicos y estudiosos de las bondades de los alimentos naturales aseguran encontrar en el ajo un aliado poderoso para tratar enfermedades como el colesterol (LDL Malo) y problemas de presión sanguínea; ya que mejora los niveles de colesterol y triglicéridos, por su efecto anticoagulante, pues hace que la sangre sea más fluida lo que puede disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas. Sin dejar de lado sus efectos diuréticos, causados por la acción de sus aceites esenciales y sus azúcares de bajo peso molecular.

 

Incluso se ha podido comprobar que la ingesta de dos dientes de ajo crudo contribuye a prevenir el temido  Alzheimer y la demencia senil ya que  el ajo contiene antioxidantes que equilibran los mecanismos de protección del cuerpo contra la oxidación causada por los radicales libres que se desencadenan en el proceso de envejecimiento; proceso bilógico normal de todo ser viviente.

 

El ajo no se recomienda para aquellas personas que padecen hipertiroidismo por su alto contenido en yodo y en aquellos pacientes que sufren de acidez, gastritis o molestias gástricas crónicas, ya que el consumo de este alimento en algunas personas puede generar gases aumentando las  molestias, pero al contrario puede  brindar grandes beneficios para el sistema digestivo, ya que ayuda a procesar mejor nuestros alimentos.

 

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Vale la pena conocer cuáles son esos componentes químicos  y el valor nutricional que hacen  que el ajo tenga tantos beneficios para nuestra salud.

 

  • La alicina:  Es un compuesto azufrado que posee diversos fines  farmacológicos por sus efectos antibióticos  que solo se activa en el ajo en el momento en que se mastica,  corta o macera, liberando de esta manera la sustancia.

  • Antioxidantes: que protegen contra el daño celular y el envejecimiento.

  • Alliinasa: produce allicina (responsable del olor característico del ajo),que se transforma rápidamente en disulfuro de alilo.

Valor Nutritivo

 

Una onza (28 gramos) contiene (3):

Calorías, 1,8 gramos de proteína

9 gramos de hidratos de carbono.

Manganeso: 23 % de la CDR.

Vitaminas (A, B1, B3, B6,) y adenosina: 17% de la CDR.

Vitamina C: 15% de la CDR.

Selenio: 6% de la CDR.

Sales minerales (2 %): hierro, sílice, azufre y yodo.

Fibra: 1 gramo.

 

Saludable