Agencia EFE

Google Trabaja en el Desarrollo de unas Lentes de Contacto que midan los Niveles de Azúcar

Google ha anunciado que trabaja en el desarrollo de unas lentes de contacto capaces de medir los niveles de azúcar presentes en las lágrimas, un dispositivo diseñado para las personas que padecen diabetes. Las lentillas inteligentes están equipadas con un chip inalámbrico y un sensor incluidos entre dos capas de material de una lente de contacto blanda. Según la compañía, este dispositivo electrónico en miniatura es capaz de detectar los niveles de glucosa obteniendo la información de las lágrimas humanas. Los prototipos que se manejan ya pueden generar una lectura de los niveles de glucosa por segundo y la intención de Google es que se puedan utilizar como un sistema de advertencia para el paciente diabético. "Estamos explorando la integración de minúsculas luces LED, que podrían encenderse para indicar que los niveles de glucosa están por encima o por debajo de ciertos umbrales", ha explicado el portavoz de la compañía. “Queda mucho por hacer antes de que esta tecnología se convierta en un sistema que la gente pueda usar. El proyecto se encuentra aún en "sus inicios", Google ha informado en su blog oficial que ya ha pasado diversos estudios de investigación clínica y de que se está trabajando con la FDA, la organización estadounidense encargada de la aprobación de medicamentos. "Aún queda mucho trabajo por hacer antes de que esta tecnología se convierta en un sistema que la gente pueda usar", ha matizado.

 

Será un dispositivo diseñado para las personas que padecen diabetes. Estas lentes de contacto determinarán la glucosa presente en las lágrimas. Las lentillas inteligentes estarán equipadas con un chip inalámbrico y un sensor.

Sin embargo, la tecnológica ha hecho públicos sus planes para buscar a socios que puedan comercializar las lentes de contacto inteligentes y que puedan desarrollar aplicaciones para que tanto paciente como médico sean capaces de manejar sus datos. Las lentillas inteligentes han nacido en el laboratorio Google X, cuyos ingenieros también son responsables del coche sin conductor, las Google Glasses o los globos diseñados para llevar internet a lugares remotos (Project Loon). Nacida como una empresa de internet dedicada a las búsquedas, Google ha diversificado su investigación y su negocio a áreas diversas que van desde la movilidad a la energía pasando por la salud

Comenta este artículo