Por: Ana Eulalia  Buitrago Díaz

Diseñadora de Joyas Urumo

urumojoyas@gmail.com

El concepto productivo de Urumo es crear piezas únicas que encuentren a su dueño en un vinculo por atracción más que por tendencia de moda, descubriendo ligado a cada pieza un mensaje.

En este punto muchas son las mentes que despiertan a la verdad de esta sociedad que dejó de lado la energía vital contenida en la magia de lo femenino como origen, protector y constructor del universo. El ritmo que nos dejamos imponer desde hace ya varias décadas nos aleja cada vez más de nuestros roles naturales para sumergirnos en el embotamiento de un quehacer netamente productivo y cuantitativo para llenar otras arcas sin saber  claramente con qué fin. Cada quien ve lo que quiere ver y así escoge la información que desea haga parte de sus ideas y conceptos frente al mundo que vive y crea cada segundo.

 

Llegado el momento de escoger que estudiar después del colegio y sin saber claramente que rumbo tomar, decido entrar a estudiar Diseño Industrial y es aquí donde tengo mi primer contacto con la joyería y los metales. Tuve la fortuna de ser guiada por maestros en el oficio con quienes aún tengo contacto y de los que aprendí que es vital establecer la comunicación con el material que se usa, una comunicación que implica también equivocaciones y malos entendidos hasta compaginar, igual que nos ocurre con las personas. Más adelante tomé un curso en la Universidad Nacional de microfundición, lo que en técnicas ancestrales se llama cera perdida y donde me enfrenté a la talla de cera que requiere de una visión más artística de las piezas. Durante esta época trabajaba readecuado espacios de oficina en empresas públicas, reutilizando en la mayoría de las intervenciones el material que ya existía. Desde entonces tengo claro que la producción desmedia y ese concepto aprendido en la carrera de "crear la necesidad " no va conmigo. 

Más adelante aprendo el oficio de la platería donde conozco las técnicas del calado cincelado, batido, burilado;  que me abren un mundo de posibilidades  de las que hoy en día son mis técnicas preferidas a la hora de pensar en un proyecto.

 

Ligada a la habilidad manual y esa búsqueda del que hacer gratificante, empiezo a condensar la información que me llamaba la atención en  escritos, conceptos e invitaciones a reconocer y reinterpretar el mundo viendo las dos caras de la moneda y sorprendiéndome con esa realidad oculta tras el debido tiempo. 

 

Queriendo materializar esta idea, nace “Urumo”. Del término que emplean los chamanes de la Sierra Nevada de Santa Martha para indicar que en  la búsqueda de guías para los vuelos chamánicos, inmersos en el silencio, respeto y sabiduría de la naturaleza, sienten que un animal salvaje, una mariposa un colibrí o cualquier otra ave  se manifiesta de manera particular anunciándole que quiere ser su aliado y guía en el recorrido que está por iniciar. Como marca de accesorios elaborados con técnicas ancestrales y piedras naturales preciosas y semipreciosas, inspirados en símbolos de diferentes culturas del mundo  que llevan consigo un mensaje casi oculto, Urumo busca acercar esa simbología integrándola a la cotidianidad por medio de las joyas, haciendo de estos artículos ornamentos de alta carga cultural y retomando  el hecho de que las joyas puedan ser heredadas por generaciones en manos de las mujeres como núcleo y promotoras de valores en la sociedad

Comenta este artículo