por: Claudia Montes Parrado

 /CELULAS MADRE O STEM CELLS 

Depresión

Por :  Felipe Guillén

 

Es una de las principales causas de suicidio y afecta a cerca de 121 millones de personas en todo el mundo

 


    

 

La depresión es un caso típico de trastorno del estado de ánimo, que se presenta con sentimientos severos y prolongados de tristeza, abatimiento constante, malhumor y sensaciones de pérdida, que llega incluso a interferir de manera significativa la habilidad natural de las personas para desarrollar sus funciones.

 

Generalmente hablamos de depresión como algo normal que puede experimentar el ser humano, esto es cierto hasta que se presentan problemas de sueño, alimentación, interrelación familiar o adaptación al trabajo y es aquí donde se prenden todas las alarmas y la depresión pasa de ser solo una alteración del estado de ánimo  a convertirse en una enfermedad, que como tal requiere tratamiento.

 

Los problemas derivados de este trastorno mental pueden convertirse en crónicos o recurrentes y conducir a alteraciones sustanciales en la capacidad de una persona para asumir sus responsabilidades cotidianas y, en el peor de los casos, la depresión puede conducir al suicidio.

 

Un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que cada 30 segundos se suicida una persona en el mundo, que equivale a una pérdida de alrededor de 850 000 vidas cada año. Y por cada persona que acaba con su vida, al menos otras 20 han fracasado en el intento.

 

El trauma emocional que causa este trastorno puede durar varios años, según advirtió la  OMS con motivo de la Jornada Mundial de Prevención del Suicidio y es tan frecuente que actualmente es la tercera causa de mortalidad en personas entre los 15 y 34 años de edad.

 

Durante los últimos 50 años el porcentaje de suicidios aumentó en un 60% siendo más cotidiano en países en vía de desarrollo y con un número cada vez más alto de ancianos involucrados en tomar esta fatal determinación

 

Para la OMS la única forma de bajar estas cifras es poner en marcha estrategias de prevención abordando el tema de manera abierta sin que el suicidio  sea considerado como un tabú o el resultado de crisis personales o sociales sino “como un indicador de salud que ponga de manifiesto los riesgos psicosociales, culturales y medioambientales susceptibles de prevención".

 

La Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (AIPS) y la OMS revelaron que el factor que más predispone al suicidio es la depresión, de acuerdo a un estudio publicado en el 2006, aunque existen otros determinantes como el abuso de drogas, esquizofrenia, trastornos bipolares, alcohol, antecedentes familiares, contextos socio-económicos y educacionales pobres o una  salud física débil, principalmente

 

 

Signos de  Alerta

 

Cuando alguien presenta estado de ánimo triste, ha perdido el interés o el placer por algo que antes disfrutaba como el sueño, las actividades al aire libre o el apetito, registra agotamiento y sensación de culpabilidad decimos que se encuentra “bajo de nota”, pero en realidad lo que puede tener  son síntomas de depresión que deben ser tratados por un especialista.

 

Cada vez se conoce más acerca de las causas que desencadenan la depresión,  algunos científicos relacionan la depresión con el desequilibrio bioquímico en alguna parte del cerebro,  herencia genética o con problemas relacionados con la estabilidad económica, la pérdida de un ser querido, la falta de adaptación a un nuevo estilo de vida, problemas personales, etc.  

 

Conociendo que cada paciente es un caso particular y requiere una valoración del especialista, es importante, además del tratamiento recomendado, aprender a llevar un nuevo estilo de vida en el que practique técnicas de relajación, reduzca el estrés y se fije metas que sean realistas y alcanzables, lo que en conjunto lo llevará a elevar su autoestima y a reforzar la confianza en sí mismo.

 

Lo que no se puede desconocer es que la depresión puede llegar a ser una enfermedad que altere de manera dramática la calidad de vida del paciente y de quienes lo rodean, generando pensamientos negativos, mala imagen de sí mismo, sentimientos de culpa o de inferioridad, falta de concentración, sensación de cansancio matinal y hasta ideas de muerte.

 

La depresión es la principal causa de discapacidad y el cuarto factor que conduce a la carga mundial de morbilidad Para el año 2020, la depresión se estima que alcance el 2 º lugar del ranking como causa de incapacidad para todas las edades, de ambos sexos.

 

Hoy la depresión afecta a aproximadamente 121 millones de personas en todo el mundo y esta puede ser diagnosticada y tratada de forma fiable en la atención primaria. Pero la realidad, según la OMS es que menos del 25% de los afectados tienen acceso a tratamientos eficaces.

 

Tan importante como un adecuado tratamiento para trastornos mentales como la depresión es lograr la eliminación de barreras sociales y sicológicas que tienen relación con aspectos como la falta de recursos económicos, la falta de proveedores capacitados y el estigma a que se someten quienes tienen este tipo de problemas

 

Comenta sobre este artículo