Por : Claudia Montes

Fotografias : Brandon Hermoza

Al caminar por las calles del centro de Miami podemos reconocer un contraste interesante de formas, colores y olores; donde convergen diversas culturas provenientes de todas partes del mundo, en su gran mayoría de origen hispano, sumándosen de esta manera a los 6 millones de habitantes; aproximadamente,  haciendo de esta ciudad la séptima más grande e importante del país.

Esta gran Urbe que podría alejarse de la utópica  idea que quizás los Mayaimi, Tequesta y los Calusas etnias indígenas que habitaban en estas zonas, podrían visionar para esta ciudad  que  se ha convertido en el destino vacacional y de negocios más atractivo de los Estados Unidos, no solo por su clima tropical, hermosas playas, sino  también por el derroche de talento, que se convoca en grandes producciones televisivas, de moda, música, teatro, en un sin número de actividades artísticas que han resaltado la imagen de Miami.

 

El arte Urbano como sentir del común de un pueblo libre, también se hace evidente al recorrer el centro de Miami, el mejor ejemplo de este estilo se puede disfrutar en las calles del barrio Wynwood, donde sus paredes se prestan como lienzos para plasmar  verdaderas obras de arte que adornan y encantan a sus transeúntes; cambiando de esta manera el concepto que se tenia del arte callejero, desmitificando  el mito que era una expresión de vandalismo en el que se rayaban las paredes, afeando y desprestigiando las zonas públicas.

 

El grafiti, tags, esténcil son algunas de las técnicas que se destacan en el Arte Urbano, que si bien es cierto que han evolucionado en muchos lugares del mundo no pierden  de vista su razón de ser, el contenido social que los caracteriza, como voz del pueblo o simplemente el sentir y la necesidad de expresar mediante una firma, de alguien que quiere decir que existe, donde se rompe la indiferencia a temas vetados, sentimientos frustrados, apoyo u oposición  de ideas políticas, religiosas o de la índole que sea que lleve al hombre o mujer a confrontarse por su diferencia de pensamiento.  

 

El  Miami Marine Stadium  que fue construido en 1963 en pleno centro de Miami en la costa de  Virginia Key, se destacó en la época por su moderna y novedosa construcción dedicada a las carreras de botes de motor, y que en agosto de 1992 fue arrasado por el  huracán Andrew  dejándolo inhabilitado, pues su estructura es inestable, la cual necesita una restauración total para que vuelva a funcionar y pues mientras eso sucede, en medio del desastre, escombros, se fusiona lo vandálico con la expresión de improvisados y artistas verdaderos.

 

Es importante aclarar que si bien es cierto que el arte urbano se ha ganado un espacio valioso en la expresión de la calle, también reconoce las normas que lo regulan dentro de un marco de respeto por los espacios públicos  y privados, evitando los abusos y la contaminación visual. 

 

Como callar la voz de los sentidos si se desahogan pintando sus frustraciones 

 

Comenta este artículo