La Era de las Cuatro Lunas de Sangre

por: Omar Gaona García

Al elevar una mirada al cielo, la bóveda celeste siempre causará admiración y asombro por su inmensidad y por lo que fuera del espacio terrestre puede ocurrir.Los astros en el firmamento y sus variaciones han sido y serán por miles de años, fuente de todo tipo de estudios y cábalas sobre su manifestación, causa u origen.

Se afirma por estos días que ha comenzado la Era de las cuatro lunas de sangre, en torno al fenómeno lunar que se ha robado la atención por estos días y más conocido como Tetrada, el cual científicamente se define como la serie de 4 eclipses lunares, con fechas abril 15, octubre 8 de 2014 y abril 4, septiembre 28 de 2015 donde la tierra se interpone entre el sol y la luna, ésta última se torna rojiza, debido a que los rayos solares hacen refracción sobre la atmósfera terrestre lo que hace crear una circunferencia alrededor de la luna; el tono rojizo es un efecto óptico similar al de un amanecer o atardecer.

El primer eclipse de esta serie ocurrido este 15 de abril tardó exactamente 77 minutos con 48 segundos y tornó una gran circunferencia completamente roja hacia las 5:20 horas GMT, se pudo observar con mayor plenitud en América del Norte y el occidente de América del Sur, al igual que los habitantes del Caribe y archipiélagos como Hawái. Sin embargo en el viejo continente apenas si se pudo observar en España, debido a que la luna ingresó en área de penumbra a las 6.54 (a las 5.54 en Canarias) y a la zona de sombras hacia las nueve de la mañana.

Mitos en la antigüedad asociaban su presencia con signos apocalípticos al ver el cielo teñirse de rojo, al punto de relatos que hacen evidente este fenómeno en varios pasajes de la biblia.

 

Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas” Lucas 21:25

 

“El sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, y las fuerzas de los cielos serán sacudidas”. Mateo 24:29

 

“El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes de que llegue el día grande del Señor”. Hechos 2:20

Para el pueblo judío por su parte las fechas de los 4 eclipses consecutivos de luna roja, se hacen aún más impactantes, pues coinciden justamente con 4 festividades muy significativas: el 15 de abril de 2014 y el 4 de abril de 2015 es la festividad judía de pascua o Pésaj, mientras que el 8 de octubre de 2014 y el 28 de septiembre de 2015 coincide con la Fiesta de los Tabernáculos o Sukkot. Religiosos enfatizan que este será el inicio de un período profetizado de gran trascendencia para la historia del mundo y para Israel en especial. El hecho de que las 'lunas de sangre' caigan en esas fechas "tiene que ser algo más que una coincidencia", afirma el pastor el pastor John Hagee, fundador de la mega iglesia protestante Cornerstone en San Antonio, Texas. El pastor reafirma sus predicciones apocalípticas y las revela en un libro titulado “Las cuatro lunas de sangre”, publicado en el año 2013, allí sostiene que antes y/o después de este fenómeno ocurrieron sucesos importantes relacionados con el pueblo judío o la humanidad. Siempre y en cada ocasión de un evento como este el pueblo de Israel sufrió sucesos tan impactantes como la expulsión de los judíos de España, la creación del Estado de Israel y la guerra de los 6 días. Coincidencias fatalistas, supersticiones o no, la verdad es que hubo trágicas coincidencias de la naturaleza horas previas al eclipse, Managua la capital nicaragüense en Centroamérica fue sacudida por movimientos telúricos cuyas causas están ubicadas en el volcán Apoyeque al occidente y a 20 kilómetros de la ciudad capital de Managua, y en la madrugada , nuevamente volvió a temblar en Managua.

Se dice entre otros datos que este majestuoso fenómeno astral no ocurría desde el año 1600 d.C., y que no habrá otra serie como ésta hasta el 2032, pero que sin embargo se repetirá 6 veces más a lo largo del siglo XXI, por eso el revuelo que causado al interior de la comunidad científica, religiosa y gente del común, tanto así que motivó a comunidades y observatorios astronómicos en todo el mundo a programar su avistamiento con los equipos más avanzados para este fin, mientras la NASA por su parte habilitó un canal para hacer la observación en vivo.Por su parte para los astrólogos esta serie de fenómenos generan una inestabilidad planetaria que puede desencadenar en climas extremos, desastres naturales, ataques terroristas y hasta una guerra o el incremento de conflictos militares vigentes; de la misma forma es posible que las economías agudicen aún más sus crisis. Pocos son los buenos augurios para la humanidad en tiempos difíciles que se avecinan pero así como se incrementa la energía para posibles situaciones negativas, ésta misma energía debidamente canalizada por cada persona desde su interior y en pro de quienes le rodean logrará como el efecto mariposa, expandir un gran cambio de conciencia y responsabilidad, donde los pensamientos y acciones de cada uno encadenados en actos de bondad, cooperación, misericordia, altruismo, podrían contrarrestar en gran medida los efectos negativos de los sucesos cósmicos por venir

Comenta este artículo